La Comisión de Valores de EEUU (SEC) y la Reserva Federal (Fed) fueron advertidos por empleados de Merrill Lynch sobre las incorrecciones existentes en la contabilidad de Lehman Brothers, por aquel entonces su rival en el sector de banca de inversión en Wall Street, varios meses antes de que se precipitara la quiebra de la entidad en septiembre de 2008, según informa el diario 'Financial Times'.  Varios ex empleados de Merrill Lynch reconocen que por motivos de competencia habían contactado con los reguladores para advertirles de los métodos empleados por Lehman para calcular su posición de liquidez y admiten que estos contactos vinieron provocados por la creciente presión que sufría Merrill por parte de competidores y clientes ante las especulaciones de que la propia entidad fuera menos líquida que Lehman.