El volumen de nuevas hipotecas en Reino Unido cayó un 40% en el último año, según Nationwide, entidad que alerta de que las "condiciones sin precedentes del mercado" debido a la crisis de crédito que estalló el pasado verano ha conducido a restricciones inéditas en los préstamos. Los datos de la compañía revelan un acusado recorte, desde los 14,6 millones de euros que gestionó en concesiones hipotecarias en marzo de 2007 a los 8,7 millones de marzo de este año. Esta situación, no obstante, no ha impedido que el beneficio bruto de la compañía registrara un incremento del 17%.