Jornada semifestiva en nuestro país, con ausencia de datos macroeconómicos importantes y en la que la indefinición se ha adueñado de los mercados. Los inversores querían hacer “borrón y cuenta nueva”, sabían que no había noticias que justificaran las subidas, que todo seguía igual, pero el selectivo ya sufrió mucho y tocaba dar un balón de oxígeno
. Al final, el Ibex-35 cerró con repuntes del 0,44% hasta 14.667 puntos, aunque no sin esfuerzo. El crudo Brent corrige hasta los 96,40 dólares el barril, a pesar de ese incidente que ha enfrentado a lanchas iraníes y navíos de la Marina de EE.UU en el Estrecho de Ormuz. Una ruta estratégica para el transporte de crudo y que une Irán con los Emiratos Árabes Unidos. Gráfico Ibex 35