El Tesoro español tenía una prueba de fuego...y no ha podido superarla. Una colocación en la que se han captado 2.800 millones en obligaciones a quince años y que queda por debajo de los 3.500  millones previstos por el organismo. Y que además se produce en un día en que la prima de riesgo vuelve a repuntar hasta los 270 puntos básicos. En lo que va de año, el Tesoro ha logrado resolver con éxito todas las emisiones.


La última vez que el Tesoro subastó obligaciones a 15 años fue el pasado 20 de abril, cuando colocó 3.372,45 millones, aunque tuvo que subir los tipos para situar la emisión en la parte alta del rango.

En lo que va de año, el Tesoro ha logrado resolver con cierto éxito todas las emisiones, aunque en alguna ocasión se ha visto obligado a subir el interés para colocar más papel. De hecho, en la última emisión (2 de junio) el Tesoro se acercó al máximo previsto al colocar 3.952 millones en bonos a tres años y en un bono 'off the run' con vencimiento en 2015.

Día negro para la prima de riesgo

La colocación se ha visto nublada por un prima de riesgo que ha ido en aumento desde el comienzo de la sesión. La intensificación de la crisis de deuda soberana - ante la imposibilidad de que Grecia pueda hacer frente a las obligaciones - y la necesidas de seguir recibiendo ayuda de Europa ha provocado que el diferencial del bono español a diez años y el añlemán haya alcanzado los 267 puntos básicos. 



De hecho, la prima de riesgo hoy roza los 270 puntos básicos, después de que el bono a 10 años haya elevado su rendimiento hasta el 5,6%, máximos de 2000.