Los temores de los inversores frente a la inflación prácticamente han desaparecido, lo que refleja una cambio radical en la percepción, según Merrill Lynch. En su sondeo mensual de agosto, el banco ha indicado que el 18% de los 193 administradores de fondos consultados esperan que la inflación básica descienda a nivel mundial durante el próximo año. Esto muestra un cambio pronunciado frente a junio, mes en el que el 33% señaló que esperaba que la inflación aumentara. La lectura de agosto es la más baja desde finales del 2001.