El Tribunal Supremo ha confirmado una sanción de 361.208 euros impuesta a Iberia por la Agencia Española de Protección de Datos (AEPD) por perder unos documentos que incluían datos personales de los pasajeros en las inmediaciones del aeropuerto de El Prat de Barcelona, según la sentencia dictada el pasado 17 de marzo a la que tuvo acceso Europa Press. La sentencia desestima el recurso de casación presentado por la compañía al considerar que su contenido "se limita a reproducir íntegra y literalmente los hechos consignados en la demanda" sin expresar "los motivos en que la parte funda su postura procesal frente a los actos impugnados".