El sueldo y otras remuneraciones de los miembros del consejo de administración y el personal "clave" de la alta dirección de Caja Castilla-La Mancha (CCM) se redujo un 36,4% a junio de 2009 respecto al mismo periodo del año anterior, después de que la entidad fuera intervenida por el Banco de España. Concretamente, las remuneraciones pasaron de los 1,214 millones de euros de 30 de junio de 2008 hasta los 772.000 euros al cierre del primer semestre de este año, según figura en una comunicación complementaria de la entidad castellano manchega sobre sus resultados semestrales remitida a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).