El Pleno del Senado rechazó hoy el techo de gasto de los Presupuestos Generales del Estado (PGE) para 2010 y el objetivo de estabilidad presupuestaria para el trienio 2009-2012, gracias a los votos del PP, PNV y Esquerra Republicana. El texto contó con 125 votos en contra, 9 abstenciones y 118 votos a favor. De esta forma, el límite del gasto financiero, que el Ejecutivo situó en 182.439 millones de euros para la elaboración de los PGE, regresará al Congreso de los Diputados la segunda semana de julio, donde el Gobierno sólo necesitará mayoría simple para garantizar la aprobación del mismo.