El Banco de la Construcción de China, el segundo mayor del país asiático, recibió la aprobación de los reguladores británicos para crear una filial en Londres, la primera que la entidad tendrá en Europa, recoge hoy el portal del diario oficial "Shanghai Daily". La filial británica del banco estatal chino podrá cubrir todos los servicios bancarios, como depósitos, créditos o financiación, y servirá, según señaló la propia entidad, para mejorar su red global de servicios financieros y mejorar los intercambios y la cooperación entre China y el Reino Unido. Esta será la primera filial del Banco de la Construcción fuera de Asia, además de CCB Asia y CCB International, ambas situadas en Hong Kong.