La renta variable española amanece con brío comprador, después del repunte de más del 2 por ciento del Nikkei japonés y del cierre al alza de Wall Street. El Ibex 35 sube un 1,28 por ciento y se coloca en los 13.977 puntos. Los inversores españoles – tras el festivo de la última jornada- recogen este viernes el efecto alcista de la última rebaja del precio del dinero en EE.UU en un cuarto de punto. Es Santander se dispara en un día marcado por la escasez de referencias empresariales, con los inversores pendientes de conocer el importante dato de paro en EE.UU y en el que no se nota – en cuanto a volumen- el festivo en la comunidad de Madrid. En el mercado de divisas, el billete verde sigue fuerte, con lo que el cambio euro-dólar se coloca en las 1,5467 unidades, mientras que en de materias primas, los futuros del crudo ligero estadounidense se pagan a 112,16 dólares y los de la onza de oro casi rozan los 854 dólares.
El oro y otros metales preciosos se mueven a la baja en sentido inverso al dólar, que ha revertido su tendencia y se aprecia frente a la divisa comunitaria desde el último recorte de tipos de la FED –ante la percepción de que este organismo hará una pausa en su estrategia de relajación monetaria-. Entretanto, las bolsas del viejo continente afrontan la última sesión de la semana al alza, como modo de recoger el buen comportamiento de Wall Street después de que la Reserva Federal haya dejado el precio del dinero en EE.UU en el 2 por ciento. En todo caso, los inversores están pendientes de que se publiquen los indicadores económicos de EEUU. Los nervios están a flor de piel, ya que una caída mayor de la prevista en las nóminas no agrícolas podría devolver a la renta variable a los niveles de principios de semana. Las previsiones para el dato de paro estadounidense apuntan a que el país podría haber perdido en abril otros 75.000 empleos -tras destruir 80.000 en marzo-, mientras que la tasa de desempleo podría subir del 5,1 al 5,2 por ciento. A la espera de esta cita clave, los inversores españoles centran todas sus miradas en el banco Santander. El Santander se dispara Las acciones de la entidad presidida por Emilio Botín suben un abultado 4,12 por ciento en una jornada en la que la entidad pagará un cuarto dividendo a cuenta de los resultados de 2007 por un importe bruto de 0,28 euros por acción. Además, el Santander ha llegado a un acuerdo de cooperación con la firma surcoreana Hana Financial Holdings en el segmento del sector de banca de inversión, en áreas como fusiones y adquisiciones, financiación de proyectos y operaciones inmobiliarias. Con importantes alzas se mueve BME en los primeros movimientos de la jornada, al subir un 3,5 por ciento, mientras que Banesto suma un 2,5 por ciento. La entidad presidida por Ana Patricia Botín paga este viernes un dividendo de 0,20 euros por acción. De ese dividendo casi 123 millones de euros irán a parar a la matriz de la entidad, el Banco Santander, que posee el 88,4 por ciento de su capital. Por seguir en el sector bancario, el BBVA avanza un 1,4 por ciento, mientras que el Popular gana un 1,26 por ciento, tras acordar la venta de su filial en Francia, Banco Popular France, al grupo bancario francés Crédit Mutuel-CIC por 85 millones de euros. Son varias las compañías que recuperan más de un 2 por ciento en los primeros momentos de la sesión, entre ellos Acciona, que se ha adjudicado un contrato de Nova Scotia Power para la construcción de un parque eólico de 30 megavatios en Canadá. La compañía avanza un 2,12 por ciento, porcentaje similar a lo que se revalorizan Abengoa, Gamesa o Inditex. Noticias en torno a Iberdrola Además de los dos grandes bancos (Santander y BBVA), también Telefónica, Repsol e Iberdrola apoyan la tendencia alcista de la renta variable española. La operadora recupera un 1,4 por ciento, mientras que la petrolera Repsol suma un 0,42 por ciento, una vez que el presidente de Bolivia, Evo Morales, ha anunciado la compra de la mayoría accionarial de la petrolera Andina, en la que la española-argentina Repsol YPF tenía supremacía. Se trata de un nuevo paso para consolidar la nacionalización de hidrocarburos que inició en mayo de 2006. Por lo que toca a Iberdrola sus alzas son discretas, del 0,21 por ciento, tras publicarse que ha presentado una denuncia ante la Comisión de la Unión Europea contra Francia y Electricite de France por la condición de monopolio de EDF en el sector nuclear. Además, el diario ABC señala que Al menos otras dos cajas de ahorros han entrado en el accionariado de Iberdrola, con la que ya son quince las entidades de ahorro presentes en el accionariado de la eléctrica que preside Ignacio Sánchez Galán, que suman algo más del 23 por ciento del capital de la compañía eléctrica. Se trata de la Caja de Ahorros del Mediterráneo (CAM) que ha tomado un 0,5 por ciento del capital del grupo energético en los últimos tiempos, y también de Caja Navarra, que ha comprado un 0,2 por ciento. Tan sólo dos compañías del Ibex 35 se colocan al margen del tono alcista. Se trata de Sacyr Vallehermoso y de Grifols, que ceden un 0,09 por ciento y un 0,17 por ciento, respectivamente.