El consejero delegado de Banco Santander, Alfredo Sáenz, defendió hoy que si el sistema financiero no acomete las reformas necesarias no podrá financiar de manera sostenible la economía real, si bien recordó que no se puede obligar a la banca a conceder préstamos si no tiene una demanda solvente. A su juicio, el ajuste de la economía requiere la reestructuración del sistema financiero, la reducción de la capacidad instalada y sanear los balances con capital privado o por la vía inyecciones públicas.