La prima de riesgo del bono griego a diez años respecto a su homólogo alemán ('bund') superó hoy por primera vez en doce años los 500 puntos básicos, elevando a cerca del 8% la rentabilidad que debe ofrecer a los inversores, mientras que el coste de los seguros contra impago de la deuda pública helena marcaban un nuevo récord intradiario al alcanzar los 489 puntos básicos, lo que implica un coste de 489.000 euros para asegurar una emisión de diez millones de euros en bonos a cinco años. La 'tragedia' griega vive un nuevo episodio en el día en el que las autoridades del país comenzaron en Atenas las negociaciones con funcionarios de la Comisión Europea, del Banco Central Europeo (BCE) y del Fondo Monetario Internacional (FMI) sobre las condiciones de política económica que deberá cumplir Grecia para beneficiarse del mecanismo conjunto de ayuda financiera aprobado por el FMI y los países de la eurozona, que pondría a disposición del país heleno 45.000 millones de euros.