El presidente del fabricante alemán de vehículos industriales MAN, Hakan Samuelsson, afirmó hoy que el mercado sigue siendo muy débil y sin una tendencia positiva a corto y medio plazo. "El mercado está muy débil, la facturación muy baja y en estos momentos no se observa ninguna tendencia", declaró Samuelsson en la Asamblea General de accionistas que hoy se celebra en Múnich (sur). Informó de que ante la situación de crisis actual, el consorcio deberá negociar en el futuro nuevas líneas de crédito. Los pedidos de vehículos industriales -camiones y autobuses- cayeron el pasado año más de dos tercios y según datos de Samuelsson en la primera mitad del ejercicio en curso las previsiones apuntan a una reducción de las ventas del 50 por ciento.