El presidente de BBVA, Francisco González, protagonizó hoy el tradicional toque de campana que da comienzo a la sesión bursátil en Wall Street, y aseguró que la entidad tiene "un gran compromiso" con Estados Unidos, por lo que tener éxito en este país es "obligatorio". González, acompañado del consejero delegado del banco, José Ignacio Goirigolzarri, aseguró que estar en Wall Street es como "volver al pasado", en referencia a su carrera profesional en la Bolsa de Madrid