El precio del crudo de la OPEP bajó el jueves hasta los 55,99 dólares, un 2 por ciento menos que la jornada anterior, informó hoy en Viena la organización petrolera. El descenso es atribuido por los analistas al nuevo pronóstico de la Agencia Internacional de la Energía (AIE) sobre la demanda mundial de petróleo en 2009, que volvió a corregir a la baja ayer. La AIE prevé que el consumo petrolero del planeta será de una media de 83,2 millones de barriles diarios (mbd), un 3 por ciento menos que en 2008, y se situará así en el más bajo registrado en los últimos 28 años.