El precio de la vivienda en EEUU descendió un 0,8% respecto al mes anterior y del 3,6% desde marzo de 2010.

Ésta supone su caída interanual más pronunciada desde noviembre de 2009 y sitúa el indicador S&P/Case-Shiller para las veinte principales ciudades del país en su nivel más bajo desde marzo de 2003.

De hecho, el precio de la vivienda en EEUU acumula un descenso del 33,1% desde el pico alcanzado en julio de 2006, confirmando la recaída del mercado inmobiliario.

"El informe de este mes confirma la recaída de los precios de la vivienda", afirmó David M. Blitzer, presidente del comité del Indice en S&P, quien reconoció que los precios siguen en una espiral bajista de la que no se aprecia el final.