El precio de la vivienda nueva bajó un 3,8% en el primer semestre del año, hasta situarse en 2.286 euros el metro cuadrado.

Una vivienda de tipo medio (hasta 90 metros cuadrados) alcanzó los 205.740 euros. En los últimos doce meses, el precio de la vivienda nueva acumula una caída del 5,5%, mientras que, desde sus cifras máximas, el descenso alcanza ya el 30,1%.

La reducción semestral ha sido superior a la experimentada en el último semestre de 2011 (-1,8%) y a la del primer semestre de ese mismo año (-2,3%), mientras que la contracción anual (-5,5%) supera en ocho décimas a los doce meses transcurridos entre junio de 2010 y junio de 2011.

Durante el primer semestre del año, los precios disminuyeron en todas las comunidades autónomas. Según Sociedad de Tasación, "no es previsible" una aceleración inmediata ni a medio plazo en los ritmos de ventas de viviendas, ya que la posibilidad de una reactivación "está condicionada" a la velocidad de absorción del stock actual.