El precio de los inmuebles en el país americano desciende un 5,5% en el primer trimestre en relación con un año antes.


La caída ha sido del 2,5% respecto al cuarto trimestre de 2010, de acuerdo con la Agencia Federal de Financiamiento de Vivienda. Los economistas pronosticaban un descenso del 1,2% en comparación con los tres meses previos, según las estimaciones hechas por Bloomberg.

La medida de la Agencia, basada en las propiedades con préstamos respaldados por las financieras hipotecarias Fannie Mae o Fannie Mac, ha caído durante 15 trimestres consecutivos, ya que los prestamistas están embargando casas y vendiéndolas a precios rebajados, por lo que bajan los precios en general.

Las ejecuciones hipotecarias y las ventas al descubierto, en las que los bancos permiten a los propietarios de los inmuebles vender sus propiedades por una cantidad inferior a la deuda contraída, han supuesto el 38% de las transacciones de este año, de acuerdo con el promedio mensual de los datos de la National Association of Realtors.

“Lanzar ejecuciones hipotecarias en el mercado y venderlas a estos precios afecta a todo el mercado inmobiliario” ha declarado Richard DeKaser, economista del grupo Parthenon en Boston. “Presiona a los precios a la baja, incluso a las casas que no están en ejecución hipotecaria” ha añadido.

Las ejecuciones normalmente se venden con un descuento del 28% si se compara con las propiedades sin problemas, de acuerdo con Zillow.

Tan solo tres estados han experimentado una subida en los precios, liderados por Alaska y seguido por Virginia Occidental y Dakota del Norte; mientras que en donde más ha caído han sido en Arizona, Oregón y Georgia.