El director financiero del Banco Popular, Jacobo González-Robatto, pronosticó hoy que "acabarán quedando cinco o seis grandes cajas de ahorros" en España tras las fusiones e integraciones que se llevarán a cabo en el proceso de reestructuración financiera que se desarrollará entre 2010 y 2012 al amparo del Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB).
En la presentación de resultados semestrales de la entidad, González-Robatto consideró que el número de cajas de ahorros en el país se reducirá "significativamente", porque este tipo de entidades financieras presentan una mayor morosidad que los bancos, asi como un mayor solapamiento de oficinas.

En este sentido, González-Robatto valoró la creación del FROB para depurar los excesos llevados a cabo en la expansión de la red comercial e incentivar las integraciones, al tiempo que confió en que el fondo no sirva para que las entidades obtengan recursos públicos y no compitan en igualdad de condiciones con las que no los reciban.