El plan de saneamiento presentado por la dirección del fabricante de automóviles Opel al Gobierno alemán contempla la eliminación de 7.600 empleos, revela hoy el rotativo "Rheinischen Post". Añade que el plan, cuyos detalles no han sido revelados hasta ahora y que fue elaborado sin consultar con la casa matriz estadounidense General Motors, establece que Opel reducirá sus costes salariales por un montante total de 1.500 millones de euros. El diario renano subraya que la dirección de Opel ha pedido al ministro alemán de Economía, Karl-Theodor zu Guttenberg, que presente su plan de rescate al secretario del Tesoro estadounidense, Timothy Geithner, durante la visita que realizará a Washington a mediados de este mes.