La economía estadounidense creció en el tercer trimestre menos de lo que había estimado previamente el Gobierno, que revisó a la baja por segunda ocasión sus cifras para el tercer trimestre para reflejar las menores inversiones en construcción e inventarios.
El producto interno bruto se expandió a una tasa anual ajustada por factores estacionales del 2,2% entre julio y septiembre, informó el martes el Departamento de Comercio. En forma previa, el Gobierno había estimado el crecimiento trimestral en un 2,2%, cifra que ya había sido revisada frente a la estimación inicial de un aumento del 2,3%.

En el segundo trimestre, la economía se contrajo un 0,7%. Los economistas esperaban un aumento del 2,7% para el tercer trimestre, según una encuesta de Dow Jones Newswires. La economía estadounidense, que está saliendo de su peor recesión desde la Gran Depresión, se expandió por primera vez en más de un año en el tercer trimestre.

Aunque la lectura más reciente confirmó que la economía creció gracias a las medidas de estímulo del Gobierno que impulsaron el gasto de consumo, las cifras mostraron revisiones a la baja en las inversiones fijas no residenciales y en las inversiones en inventarios privados.

El PIB mide todos los bienes y servicios producidos en la economía. El mayor componente del PIB es el gasto de los consumidores, que representa cerca de las dos terceras partes de la actividad económica. Estos gastos crecieron un 2,8% en el trimestre, comparado con la estimación previa de un ascenso del 2,9%.

Pese a lo anterior, el aumento en el PIB fue el primero desde el segundo trimestre del 2008 y el más fuerte en casi dos años. El departamento señaló que los indicadores de inflación del tercer trimestre mostraron un comportamiento moderado.

El índice de precios de consumo personal que elabora el Gobierno aumentó un 2,6%, comparado con la estimación previa de un ascenso del 2,7%. El índice básico de precios de consumo personal, que excluye los alimentos y la energía, registró un ascenso del 1,2%, frente a la estimación previa de un incremento del 1,3%.

Las ganancias corporativas después de impuestos, excluyendo la valoración de los inventarios y los ajustes por consumo de capital, aumentaron un 13,8% en el período.

Si se incluye la valoración de inventarios y los ajustes por consumo de capital, el beneficio ascendió un 10,8% en el trimestre, su mayor incremento desde el primer trimestre del 2004.

El Gobierno publicará el 29 de enero su estimación inicial para el PIB del cuarto trimestre, y para el desempeño general de la economía.