La economía estadounidense se expandió en el tercer trimestre a un ritmo igual al estimado previamente por el Gobierno, y registró el desempeño más sólido en cuatro años pese a que el sector de la vivienda tuvo un desempeño peor que el que se pensaba anteriormente.
El producto interno bruto creció a una tasa anual ajustada por factores estacionales del 4,9% entre julio y septiembre, informó el jueves el Departamento de Comercio. En forma previa, el Gobierno había estimado el crecimiento trimestral también en un 4,9%. En el segundo trimestre, la economía se expandió un 3,8%. Los economistas esperaban, en promedio, un crecimiento del 5,0% para el tercer trimestre, según una encuesta de Dow Jones Newswires.