Los dos fondos administrados por Cioffi y Tannin, conocidos como High-Grade Structured Credit Strategies Fund y High-Grade Structured Credit Strategies Enhanced Leverage Fund, colapsaron en julio, generando US$1.600 millones en pérdidas de capitales de inversionistas. El colpaso está siendo analizado ahora por las autoridades reguladoras de la Comisión de Bolsa y Valores, el estado de Massachusetts y fiscales federales en Brooklyn, Nueva York. Barclays prestó cerca de US$400 millones al fondo BSAM, que empezó a operar en septiembre del 2006. La demanda del banco británico -que según personas con conocimiento de la situación se produce tras meses de conversaciones fallidas para alcanzar un acuerdo conciliatorio- busca daños no especificados, cuyo monto sería determinado en un juicio con jurado. En un comunicado, una vocera de Bear dijo que la demanda carece de mérito. "Aunque no nos gusta ver a los inversionistas o contrapartes perder dinero, creemos que esta demanda es un intento de Barclays por evitar asumir la responsabilidad por sus propios actos", señaló en un comunicado. Cioffi, que dejó Bear hace pocas semanas, declinó comentar sobre el tema. Tannin no devolvió una llamada en busca de comentarios.