La economía del Reino Unido registró en el primer trimestre una expansión del 0,5% respecto al último trimestre de 2010, cuando experimentó una contracción de medio punto porcentual.

Así pues, la economía británica logra esquivar la recaída en recesión técnica, según los datos publicados por la Oficina Nacional de Estadística de Reino Unido.

El rebote de la actividad económica en el país vino liderado por el sector servicios, cuya expansión alcanzó el 0,9%, frente a la caída de seis décimas del trimestre anterior, así como por el sector manufacturero, que registró un crecimiento del 1,1%.