El Producto Interior Bruto (PIB) de los países de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) se mantuvo estable en el segundo trimestre de 2009 en tasa intertrimestral (-0,002%) tras cuatro trimestres consecutivos de descensos, según informó hoy la institución.

Según los datos preliminares proporcionados por la OCDE, el crecimiento económico sigue la estela de recuperación de las grandes economías mundiales y abandonó los retrocesos, tras haber caído un 2,1% en el primer trimestre de año, un 1,9% en el cuarto trimestre de 2008, un 0,5% en el tercero y un 0,1% en el segundo.

La OCDE explica que sus siete mayores economías registraron en conjunto un descenso del crecimiento marginal del 0,1%, aunque las tasas de crecimiento varían considerablemente entre las mismas, desde el incremento del 0,9% de Japón, que sigue a dos trimestres consecutivos de caídas, hasta el descenso del 0,8% de Reino Unido.

No obstante, recuerda que tanto Alemania como Francia registraron crecimientos positivos (0,3%) en el segundo trimestre, tras experimentar descensos del 1,3% y del 3,5% en el primer trimestre, respectivamente.

El PIB de la Eurozona descendió un 0,1% en el segundo trimestre y un 0,3% en la Europa de los 27, mientras que el de EEUU experimentó una contracción del 0,3%, notablemente inferior a la caída del 1,6% de los tres primeros meses del año.

No obstante, en términos interanuales el PIB de la OCDE registró un descenso del 4,6%. Todas las mayores economías de la organización sufrieron descensos del crecimiento con respecto del mismo trimestre del ejercicio anterior, desde el -2,6% de Francia hasta el -6,5% de Japón.

EEUU contribuyó en un 1,4% al retroceso del PIB de la OCDE frente al 0,7% de Japón, el 1,2% de la eurozona y el 1,2% del resto de países.