La economía de EEUU experimentó una contracción anualizada del 1% en el segundo trimestre del año, por debajo de las expectativas de un retroceso del 1,2% del consenso del mercado, según los datos provisionales publicados por el Departamento de Comercio.
No obstante, la Administración indicó que ha revisado a la baja el dato del PIB correspondiente a los tres primeros meses del año, hasta una caída anualizada del 6,4%, frente a la contracción del 5,5% anunciada anteriormente.

La marcada desaceleración en la caída del PIB de EEUU en el segundo trimestre respecto al primero refleja principalmente el menor retroceso en las inversiones no residenciales, así como la mejora en las exportaciones y en los inventarios de las empresas.

De este modo, la primera estimación del PIB de EEUU en el segundo trimestre muestra una clara desaceleración de la caída de la actividad económica, aunque el dato supone la primera vez en la historia de EEUU, cuyos registros de la evolución del PIB se remontan a 1947, en la que encadena cuatro trimestres consecutivos en negativo.