Los contratos a futuro sobre el petróleo superaban el jueves los 66 dólares por barril, impulsados por los avances de las acciones luego que se informara que las ventas de viviendas usadas en Estados Unidos aumentaron en junio por tercer mes consecutivo. Los futuros de la gasolina también contribuían al alza del petróleo, debido a que recortes en las tasas de procesamiento de las refinerías podrían reducir la oferta. "El informe de viviendas y un mercado de la gasolina más sólido nos están impulsando al alza", señala Tom Bentz, corredor de BNP Paribas Commodity Futures . El contrato del crudo para entrega en septiembre en la Nymex subía 72 centavos a 66,12 dólares por barril.