Los contratos a futuro sobre el petróleo alcanzaron el martes los 75 dólares el barril por primera vez desde octubre gracias a un importante repunte en la confianza de los consumidores en Estados Unidos.