Los precios del petróleo se hallaban estables el miércoles, con un mercado a la espera de la publicación de las reservas petroleras estadounidenses el jueves, y con los precios sostenidos por la perspectiva de que la OPEP mantenga su producción el 11 de septiembre. Hacia las 16.00 GMT, en el Intercontinental Exchange de Londres, el barril de Brent del mar del Norte para entrega en octubre cedía cuatro centavos a 73,88 dólares. A la misma hora, en el New York Mercantile Exchange (Nymex), el barril de crudo ligero para entrega en octubre subía cinco centavos, a 75,13 dólares. Subió hasta los 75,38 dólares durante la sesión, alcanzando su mayor nivel desde el 3 de agosto. Los precios son sostenidos por la relación cada vez más estrecha entre la oferta y la demanda, sobre todo en Estados Unidos, señalan los analistas.