El precio del petróleo subía en el mercado asiático aunque el barril estaba lejos de los 96 dólares por barril alcanzado ayer debido a la recogida de beneficios y a las pérdidas de los mercados de renta variable por la inquietud que despierta la economía estadounidense.
El crudo ligero para diciembre subía 47 centavos a 93,96 dólares, tras cerrar a 93,49 dólares en Nueva York. El barril de Brent, entretanto, se encarecía 98 centavos a 90,70 dólares. El Commonwealth Bank of Australia dijo en una nota de análisis que la caída en los precios se debe a tomas de beneficios y a la prudencia provocada por el debilitamiento de la renta variable internacional. Ayer, el petróleo marcó récords por encima de los 96 dólares el barril."Estamos ante el fin de semana y la gente espera nuevas noticias", comenta Tetsu Emori, gestor de fondos de Astmax en Tokio respecto al repliegue en los precios. Sin embargo, el mercado aún quiere comprobar si los precios alcanzan los 100 dólares. "La gente busca un nivel más alto y los precios se vuelven más volátiles", opina Emori.