El paro en Reino Unido ha superado por primera vez los dos millones de personas desde que el Partido Laborista llegó al poder en 1997, una muestra más del empeoramiento del mercado laboral británico, que en el último mes ha experimentado también el mayor incremento de demandantes por desempleo, 138.400, que elevan el total a 1,39 millones. Según los datos difundidos esta mañana por la Oficina Nacional de Estadística (ONS, en sus siglas en inglés), hasta 165.000 perdieron su empleo en los tres meses transcurridos hasta enero y llevaron la cifra de parados hasta los 2,029 millones, superando así la barrera de los dos millones que, con todo, ya había sido pronosticada por los expertos desde finales de 2008.