Reino Unido sumó a sus listas de desempleados 12.900 personas, por debajo de las 20.000 que esperaban los expertos consultados por Reuters. Este es el mejor dato desde abril de 2008 y sitúa la tasa de paro en el 7,8%.