Wall Street recoge beneficios. Entre las plazas americanas dominan las órdenes vendedoras después de que los inversores hayan conocido la nueva caída que deja el dato de paro. El Dow Jones cae un 0,8%, el Nasdaq pierde un 0,73% mientras el S&P500 se deja un 0,92%. En el mercado de divisas, el billete verde sigue rezagado frente al euro que se cambia por 1,4362 unidades mientras el precio del crudo se establece en el nivel de los 70 dólares/barril.
Si las dudas eran protagonistas en Europa, la renta variable americana lo tiene claro y se decanta por las ventas. A los inversores no les convence el nuevo dato que deja el paro en Estados Unidos pese a lograr reducir la marcha aunque caen en 371.000 en el mes de julio, según ha dado a conocer ADP. Una cifra que no se acerca a las previsiones de los expertos y que devuelve a un mercado, hasta ahora alcista, a la realidad. Pero el parqué neoyorquino pone atención, además, al aumento de las solicitudes de préstamos hipotecarios que repuntan un 4,4% durante la semana pasada. Con estos datos y a la espera de que el índice ISM no manufacturero de julio vea la luz, el Dow Jones cae un 0,8%, el Nasdaq pierde un 0,73% mientras el S&P500 se deja un 0,92%.

Referencias macro a parte, las plazas americanas siguen mirando los resultados empresariales que publican aún algunas compañías. Esta ocasión le toca el turno al sector del consumo. De este modo, una de las primas en mostrar sus cuentas fue Kraft Foods – baja un 1,02%- que al cierre de la jornada anterior dio a conocer el aumento del 11% de sus beneficios durante el segundo trimestre. El mercado parece premiar los títulos de Whole Foods Market después de anunciar un aumento en sus estimaciones de ingresos. La compañía se anota una subida superior al 18% en los primeros compases de la sesión. No obstante, el escenario no es tan positivo para Procter & Gamble y se deja un 3,17% pese a haber logrado un beneficio neto de 2.470 millones de dólares, u 80 centavos por acción, en el cuarto trimestre de su año fiscal, lo que supone un descenso del 18% respecto al ejercicio anterior.

Destacan también las compañías ligadas al sector de las materias primas. Chevron baja un 0,81% después de firmar un acuerdo por valor de 2.500 millones de dólares con ConocoPhillips – cede un 0,87%- para comprar gas en la isla de Sumatra por un período de 13 años. Así, el gas permitirá a Chevron producir petróleo en el campo Duri en Sumatra central. Caídas para el resto del sector, ExxonMobil se deja un 0,73%,

En el día en el que Foster Wheeler anuncia una ganancia de 122,2 millones de dólares en el segundo trimestre, una disminución del 24% frente al beneficio de 160,8 millones de dólares, la compañía rebota un 11,83%. Una revalorización que contrasta con la caída cercana al 7% que vive Baker Hughes tras registrar en el segundo trimestre una ganancia de 87 millones de dólares, una disminución del 77% frente al beneficio obtenido durante el mismo periodo del año anterior.

Se imponen las ventas también entre los títulos de RR Donnelley & Sons, compañías que obtuvo un beneficio neto de 25,2 millones de dólares el segundo trimestre, lo que representa una disminución del 83% frente al beneficio de 146,3 millones de dólares. Unas cuentas que están relacionadas con la contabilización de cargos por reestructuración, mientras que los márgenes siguen disminuyendo en la empresa de servicios de imprenta. RR Donnelley & Sons cede un 1,66%

General Motors destaca hoy tras mostrar su interés en las dos ofertas existentes para adquirir la marca alemana Opel sobre la que podría tomar una decisión la durante la próxima semana.

El mercado seguirá la evolución de los títulos del sector tecnológico, con Google y Microsoft de nuevo en el centro de atención. Hoy Microsoft anunciaba la absorción de 400 trabajadores de Yahoo! en la alianza que ha puesto en marcha con la compañía para plantar cara a Google en el mercado de los buscadores. Con ello, Google se deja un 0,80% mientras Yahoo! pierde un 1%.