El mercado comienza la semana con recelos, con viejos miedos acumulados y algunos nuevos -al señalar Goldman Sachs que Japón podría estar ya en recesión-, a la espera del discurso sobre el estado de la Unión del presidente estadounidense. Pero, sin duda, la cita clave de la semana será la reunión del Comité de Mercados Abiertos de la FED, para comprobar si este organismo actúa según lo esperado y baja de nuevo los tipos de interés para intentar evitar el “estrangulamiento” de la economía estadounidense. Podría ser una de las medidas por las que ha clamado en su clausura el Foro Económico Mundial para hacer frente a las tensiones económicas mundiales. Los expertos reunidos en este encuentro han recomendado establecer controles y mecanismos de alerta, nuevas políticas fiscales y una estrecha cooperación global entre países para frenar los efectos de una recesión en Estados Unidos, además de advertir de que lo peor de la crisis podría estar por llegar.Siguen las malas noticias en el sector bancarioUna idea que no se marcha de la mente de operadores e inversores y que les lleva un día más a las ventas. Esto y nuevos sustos en el sector bancario, que llevan en esta ocasión en nombre de Fortis. La entidad ha comunicado que su beneficio neto antes de desinversiones podría verse reducido de 4.000 a 3.000 millones por la exposición a la crisis subprime, dependiendo de la evolución de los mercados. Los bancos españoles se mueven a la baja, con el Santander como más perjudicado, al ceder un 2, 6 por ciento. Y eso que la entidad presidida por Emilio Botín ha vendido su ciudad financiera por 1.900 millones de euros al consorcio liderado por el inversor inmobiliario británico Propinvest. Su principal competidor, el BBVA recorta un 1,9 por ciento, después de que Citigroup haya rebajado su precio objetivo sobre la entidad de 18 hasta 15,5 euros. Todavía en el sector bancario, tenemos noticias que afectan a Bankinter, en el día en el que comienzan a cotizar sus nuevas acciones. El Banco de España autorizará previsiblemente a Credit Agricole a que eleve su participación en la entidad del actual 19,53 al 29,9 por ciento. Además, también autorizaría a Jaime Botín, el segundo mayor accionista de Bankinter, a incrementar su paquete en el banco del 16,3 actual hasta el 20 y luego hasta el 29,9 por ciento. Las acciones de Bankinter no se escapan de las pérdidas generalizadas y ceden más de un 2 por ciento. Telefónica, entre los mayores castigosPero los números rojos no se quedan tan sólo en el sector bancario. Los recortes de Telefónica del 2,3 por ciento arrastran al selectivo en la apertura de la sesión y también el comportamiento negativo de la petrolera Repsol. Se deja un 2,61 por ciento, pese a elevar Dresdner Kleinwort su recomendación desde mantener a comprar. Descensos que se ven superados, no obstante, por compañías como Sacyr Vallehermoso, que cae un 3,76 por ciento, seguido de Acciona y de Abengoa, con bajadas del 3,3 por ciento, mientras que Iberdrola retrocede 3 puntos porcentuales en los primeros compases del día. Valores como colonial o acs recortan más de un 2 por ciento. Por su parte, FCC, que forma parte de un consorcio que pujará por siete autopistas portuguesas, desciende un 1,48 por ciento. Tan sólo un componente del selectivo Ibex 35: Sogecable consigue desmarcarse de la tendencia bajista y su alzas son casi inapreciables, del 0,04 por ciento.