La Bolsa de Seúl ha cerrado con un fuerte ascenso impulsada por los avances de ayer del mercado de Nueva York y la demanda de inversores institucionales. El índice Kospi del mercado surcoreano ganó 35,58 puntos (1,97 por ciento) y finalizó en las 1.841,22 unidades, mientras que el indicador de valores tecnológicos Kosdaq subió 5,84 puntos (0,91 por ciento) para situarse en los 646,80 puntos. Salvo las telecomunicaciones, el resto de los sectores aumentaron.