La Bolsa de Seúl cedió hoy un 1,35% ante unos inversores dudosos del impacto positivo del plan de rescate financiero de Estados Unidos y la debilidad del won, que hoy se situó en su nivel más bajo en casi cinco años. El índice Kospi del mercado surcoreano cayó 19,97 puntos (1,35%) hasta los 1.456,36 puntos, mientras que el indicador de valores tecnológicos Kosdaq perdió 2,29 puntos (0,51%) hasta los 446,05 enteros. Los sectores más afectados hoy fueron los fabricantes de acero y los astilleros. Así, el mayor fabricante de acero, POSCO, cayó un 1,84% hasta los 454.000 wones y el primer astillero, Hyundai Heavy Industries, cedió un 3,73% hasta los 271.000 wones.