El Juzgado número 10 de lo Mercantil de Santander ha declarado a Papelera del Besaya en concurso voluntario de acreedores, tal y como había solicitado la empresa, que, según declara el Auto judicial,  carece de un activo que le permita cumplir regularmente sus obligaciones exigibles. Según señala el Auto, recogido por Europa Press, los documentos aportados por la empresa solicitando la declaración de concurso ponen de manifiesto que sobre ella pesan numerosas deudas vencidas, incluidas las que mantiene con los trabajadores, así como otras de próximo vencimiento entre las que se encuentran las que mantiene con la Agencia Tributaria y la Tesorería General de la Seguridad Social.