La bolsa norteamericana abrió en positivo –tras tres jornadas consecutivas de descensos- una sesión marcada por la decisión que sobre política monetaria adopte, esta tarde, la Reserva Federal. No se prevén cambios en los tipos de interés, aunque la expectación está puesta en las palabras del presidente de la Fed, Ben Bernanke, que posiblemente insistirá en las tensiones inflacionistas. Por el lado macroeconómico, mejor de lo esperado ha salido el ISM del sector no manufacturero - se ha situado en 49,5 en julio, por encima de la previsión estimada de 49- .En el punto de mira, el sector financiero. Freddie Mac sube un 5,32% - podría anunciar mañana una carga de 1.900 millones de dólares derivados de la morosidad de sus clientes- y Lehman Brothers avanza un 6,19% -mantiene conversaciones con BlackRock para vender sus castigados bonos hipotecarios y su deuda-. Por lo demás, nueva jornada de resultados. Procter & Gamble (+2,05%) cerró su año fiscal con un aumento del 17% del beneficio neto. El crudo, mientras tanto, continúa relajado, lo que siempre es un alivio –el barril West Texas, por debajo de los 120 dólares-. En los primeros movimientos, el Dow Jones se revaloriza un 0,97% hasta 11.400,74 puntos, el Nasdaq gana un 1,04% hasta 2.309,43 puntos y, el S&P500 se revaloriza un 0,92% hasta 1.260,51 puntos.
Wall Street abrió la sesión en positivo, con la mirada de los inversores puesta en la reunión que mantiene, a esta hora, la Reserva Federal estadounidense. Está descartado que los tipos de interés permanezcan invariados al otro lado del Atlántico, pero se esperan con impaciencia las claves, que sobre la evolución de la economía, pueda desvelar Ben Bernanke en su discurso a las ocho y cuarto de la tarde, hora española. Por el lado macroeconómico, se ha publicado el Índice ISM sector no manufacturero que se colocó en julio en 49,5, por encima de las estimaciones –la previsión era de 49 y, el dato anterior de 48,2-. Foco de atención, sin duda, y verdadero impulsor de las ganancias en esta jornada el precio del crudo que, en la sesión de ayer, registró su nivel más bajo en tres meses tras perder fuerza la amenaza de la Tormenta Tropical Edouard. El barril West Texas, por debajo de los 120 dólares. Las compañías del sector, Exxon Mobil gana un 0,87%, Chevron se deja un 0,02% y ConocoPhilips sube un 0,10%. Malos augurios los que llegan para las mayores firmas hipotecarias de EE UU, Fannie Mae y Freddie Mac, ya que podrían registrar pérdidas hasta el primer trimestre de 2009, como consecuencia del incremento de los impagos hipotecarios hasta niveles máximos, según las previsiones de los analistas consultados por Bloomberg. Freddie podría anunciar en horas una carga de 1.900 millones de dólares derivados de la morosidad de sus clientes. Mientras que en Fannie Mae este dato alcanzaría los 2.400 millones de dólares, según Moshe Orenbuch, analista de Credit Suisse. Freddie gana un 5,32% y Fannie un 3,13%. Por otra parte, la entidad estadounidense Wachovia y dos de sus filiales han sido acusadas de provocar pérdidas a través de la valoración incorrecta de las ahora desaparecidas acciones de un fondo de bonos. La demanda contra Wachovia, dos de sus filiales y dos ejecutivos del grupo se produce dentro de una demanda contra otras firmas financieras, incluidas Fidelity Investments, State Street y Charles Schwab por pérdidas en fondos de bonos. Wachovia sube un abultado 6,25%. El banco de inversión Lehman Brothers se revaloriza un 6,19% en la apertura en un día en el que la firma financiera ha hecho público que está en conversaciones con BlackRock para vender sus castigados bonos hipotecarios y deuda colaterizada. Por cierto que, el ex presidente de la Reserva Federal de EEUU, Alan Greenspan pronostica en el Financial Times que los diferentes gobiernos de todo el mundo deberán acudir al rescate de más bancos y entidades financieras antes de que las actuales turbulencias en los mercados financieros hayan sido superadas. Gráfico Dow