El mayor fabricante mundial de productos de consumo, el estadounidense Procter & Gamble, obtuvo un beneficio neto de 12.075 millones de dólares (7.798 millones de euros) al cierre de su ejercicio fiscal 2007/08, que concluyó el pasado mes de junio, lo que supone un incremento del 17% respecto al año anterior, gracias a los aumentos de precios en varios productos de la compañía, lo que contrarrestó el mayor coste de las materias primas y la energía. La cifra de negocio de la compañía de Cincinnati alcanzó los 83.503 millones de dólares (53.912 millones de euros), un 9% más, gracias al aumento de las ventas en su división de belleza (+9%), cuidados sanitarios (+9%), y productos para el hogar (+10%).
En el cuarto trimestre del ejercicio, P&G obtuvo un beneficio neto de 3.016 millones de dólares (1.947 millones de euros), un 33% más, mientras que su cifra de negocio aumentó un 10%, hasta 21.266 millones de dólares (13.733 millones de euros). De cara al próximo ejercicio fiscal, el grupo espera registrar un aumento del 10% en su beneficio por acción, mientras que pronostica un incremento de entre el 5% y el 7% de sus ventas.