El presidente del Instituto de la Empresa Familiar, Simón Pedro Barceló, urgió hoy al Gobierno a "abaratar el empleo y no el despido" con una reforma laboral que incluya la reducción de las cuotas que pagan las empresas a la Seguridad Social y un nuevo calendario que modifique los días festivos. Así lo dijo durante su intervención en el Foro Nueva Economía patrocinado por Asisa, BT y Red Eléctrica de España y en el que también participó el alcalde de Madrid, Alberto Ruiz Gallardón. Barceló anunció que, ante unas perspectivas económicas que "no son optimistas", dos tercios de las empresas esperan reducir sus ventas en 2009, en tanto que otro tercio podrá mantener su facturación gracias a su presencia en el exterior y el crecimiento vía concentración.