El informe de empleo lastra a los índices al otro lado del Atlántico. Al toque de campana el mercado está repleto de dudas después de conocer que el ritmo de destrucción de trabajos vuelve a acelerarse y que la tasa de paro alcanza ya el 9,5%. Así las cosas, el Dow Jones recorta un 1,76% a 8.354 puntos, el Nasdaq cede un 2,06% a 1.807 puntos y el S&P 500 se deja un 1,92% a 905 puntos.
La sorpresa del día es negativa, la primera potencia del mundo acelera de nuevo su ritmo de destrucción de empleo y el mercado no se lo toma nada bien. El consenso de mercado esperaba un recorte de 360.000 empleos y el dato ha sido mucho peor, la realidad es que la economía estadounidense destruyó 467.000 empleos en el mes de junio. La tasa de paro alcanza niveles máximos desde 1983, se sitúa en el 9,5%. En segundo plano queda este jueves la caída de las solicitudes iniciales de subsidio de desempleo. El Departamento de Trabajo ha explicado que cayeron en 16.000, hasta situarse en 614.000 personas. 

Hay también miradas para el ámbito empresarial y hoy le toca ser protagonista al ámbito automovilístico, Ford y Toyota parece que ven la luz al final del túnel. Las ventas de nuevos vehículos en junio cayeron 28% a 860.000 autos y camionetas, según la firma de investigación de mercado Autodata Corp. Se trata de la caída más pequeña de este año en comparación a cada uno de los meses anteriores. "Creemos que la industria está saliendo del agujero", señala Bob Carter, subdirector grupal de Toyota en EE.UU. "El efecto de la debilitada economía en la industria automotriz parece estar disminuyendo". De momento hoy los títulos de Ford recotan un 2,88% a 5,74 dólares, mientras los de Toyota se dejan un 2,03% a 73,77 dólares. Y ligado al sector, se ve también la otra cara de la moneda: el fabricante de componentes para automóviles Lear se ha declarado en quiebra, se acoge al capítulo 11 de la Ley de Quiebras para sus operaciones en EEUU y Canadá y sus títulos pierden un 25,92% al toque de campana. 

Atención a las farmacéuticas que son noticia de la mano de los movimientos corporativos, tras el acuerdo alcanzado por Johnson & Johnson para adquirir el programa de Alzheimer de Elan. Johnson & Johnson ha anunciado que planea realizar una inversión de 1.000 millones de dólares. Sus acciones bajan un 1,30% a 56,33 dólares, mientras que las de Elan se disparan un 16,71% hasta los 8,17 dólares. 

En el mercado de materias primas, hoy el petróleo amanece en negativo y cotiza por debajo de los 68 dólares el barril de West Texas. Las petroleras caminan en Wall Street con signo negativo: Exxon Mobile pierde un 1,98% a 69,16 dólares, Chevron recorta un 1,74% a 65,36 dólares, Marathon Oil pierde un 3,47% a 29,25 dólares, Anadarko cae un 3,02% a 43,33 dólares y ConocoPhilips cae un 2,07% a 50,46 dólares. En el ámbito energético, el grupo energético estadounidense Exelon, el mayor operador de energía nuclear del país, ha incrementado un 12,4% el montante de su oferta hostil de compra sobre la eléctrica texana NRG, hasta 7.430 millones de dólares (5.283 millones de euros) en acciones, cuya adquisición daría origen a la mayor 'utility' de EEUU. Los títulos de Exelon recortan un 2,13% a 50,46 dólares.

Los inversores también estarán pendientes de las compañías minoristas, Walgreen informó el jueves de que las ventas en tiendas comparables, o aquellas abiertas durante al menos un año, crecieron un 3,4% en junio. Sus títulos ceden un 0,41% a 29,22 dólares y en el sector, Wal Mart pierde un 0,10% a 48,32dólares, Home Depot resta un 1,35% a 23,39 dólares, JC Penney cede un 1,33% a 28,22 dólares, Costco pierde un 0,79% a 45,43 dólares y Kroger se deja un 0,81% a 22,05 dólares.