El instituto Ifo de Alemania ha mostrado su rechazo categórico a una reestructuración de la deuda griega.
Kai Carstensen,dirigente de economía del instituto y el departamento de la encuesta, advirtió en una entrevista que se opone a la reestructuración del déficit heleno porque para los inversores sería una señal de que no se enfrentarán a las consecuencias negativas de las decisiones de inversión y la carga adicional al erario público.