El indicador de clima empresarial de Alemania registró en agosto una lectura de 102,3 puntos desde los 103,3 del mes anterior según el prestigioso instituto de coyuntura alemán IFO con sede en Munich.
La previsión apuntaba a una lectura en 102,7. El índice se sitúa en mínimos de dos años.

Al analizar los subíndices vemos que el de situación actual baja hasta los 111,2 puntos desde 111,6 cuando la previsión era de 110,8. El subíndice de expectativas retrocede hasta los 94,2 puntos frente a una estimación de 95,0 y un dato precedente de 95,6.

Abberger, economista del IFO, señala que “la economía alemana muestra debilidad y que las expectativas de exportación son negativas por primera vez en 3 años”. Asimismo, “el clima en el sector manufacturero en agosto mejora”. No creen que una rebaja de tipos del BCE ayude a mejorar las condiciones financieras.