El presidente del Instituto de Crédito Oficial (ICO), Aurelio Martínez, tardó escasamente una hora en poner sobre la mesa tres peticiones desde que el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, anunciara reformas en el organismo. Entre estas demandas incluyó triplicar el límite máximo de los créditos concedidos a las pymes para financiar su circulante, desde los 500.000 euros a los 1,5 millones. En rueda de prensa, Martínez consideró "positivo" el anunci realizado por el jefe del Ejecutivo y reconoció que el ICO lleva tiempo trasladando a la Comisión Delegada para los Asuntos Económicos una serie de cambios que considera necesarios para ganar "capacidad y agilidad", dado el incremento de actividad experimentado desde el inicio de la crisis.