El Instituto de Crédito Oficial (ICO) concedió préstamos por importe de 16.175 millones de euros durante 2008, un 6,25% más que en el ejercicio anterior, lo que supone haber ejecutado el 136,2% del objetivo marcado para el año, cifrado en 11.874,31 millones de euros, informó hoy el organismo público. En concreto, a lo largo de 2008 el instituto presidido por Aurelio Martínez formalizó en torno a 250.000 préstamos, de los que 130.000 fueron suscritos por autónomos y empresas y los 120.000 restantes por ciudadanos, mediante los diferentes programas de financiación del ICO.
Del volumen de préstamos concedidos a autónomos y empresas, 7.556 millones de euros se distribuyeron a través de las Líneas ICO de Apoyo a la Empresa (pyme, Emprendedores, Crecimiento Empresarial e Internacionalización), mientras que 7.255 millones de euros fueron formalizados mediante préstamos directos, dirigidos a financiar grandes proyectos de inversión. El importe restante, 1.364 millones de euros, corresponde a créditos formalizados mediante otras Líneas de Mediación.

Por su parte, los particulares tuvieron acceso a préstamos del ICO a través de Líneas de Mediación destinadas a la ciudadanía tales como el Plan Avanza, el Plan Vive, el Préstamo Renta Universidad o la Línea ICO-DGT.

OPERACIONES DE FINANCIACIÓN POR 19.340 MILLONES DE CONTRAVALOR.

Para hacer frente a estas operaciones, el ICO acudió a los mercados de capitales realizando operaciones de financiación por importe de 19.340 millones de contravalor en euros, de los que 14.625 millones correspondieron a emisiones a medio y largo plazo y 4.715 millones a emisiones a corto plazo.

Además, durante el pasado año cerró transacciones en once divisas diferentes -coronas noruegas (NOK), libras esterlinas (GBP), dólares (USD), dólares australianos (AUD), dólares neozelandeses (NZD), reales brasileños (BRL), yenes (JPY), francos suizos (CHF), euros (EUR), coronas suecas (SEK) y liras turcas (TRY)- con el objetivo de diversificar su base inversora tanto por zonas geográficas como por tipo de inversor.

Así, como consecuencia de la actividad, el ICO obtuvo en 2008 un beneficio acumulado después de impuestos de 88,72 millones de euros, lo que representa un incremento del 7,7% respecto al ejercicio anterior.

El beneficio acumulado se obtiene a partir de un margen financiero de 297,9 millones de euros, un margen bruto de 343,4 millones de euros y un margen de explotación de 115,4 millones de euros.

Además, destacó el esfuerzo dirigido a incrementar los fondos de provisión por criterios de prudencia y siguiendo las cautelas establecidas por el Banco de España, aunque el organismo señaló que el coeficiente de morosidad del ejercicio 2008, situado en 1,53%, no "ha sufrido un deterioro significativo respecto del ejercicio anterior".

Por otra parte, desde el cierre contable del ejercicio 2007, el ICO realizó diversas actuaciones contenidas en Ley de Presupuestos Generales del Estado para este año tendentes a incrementar sus recursos propios computables al objeto de adecuarlos a su actividad. Así, durante 2008 se produjo un incremento de éstos en 551,1 millones de euros, elevándose el total de estos recursos hasta 2.867,3 millones de euros y situándose el coeficiente de solvencia en un 11,2%.

EL BALANCE DEL ICO CRECE UN 32,8%, HASTA LOS 52.969 MILLONES.

A cierre de año, el balance público del ICO se situó en 52.969,5 millones de euros, lo que supone un incremento de balance de un 32,8% en relación al mismo período del año anterior.

Desde el 31 de diciembre de 2007, el balance se ha incrementado en 13.087,9 millones de euros, principalmente por mayor actividad, aumentando las inversiones crediticias, tanto en los créditos directos (32,5%) como en los préstamos de mediación, fundamentalmente los de la Línea ICO-Pyme, (63,2%). En el pasivo el incremento por nueva actividad se concentra en el saldo de las obligaciones y bonos y en las imposiciones a plazo.

El crecimiento de balance en el último trimestre fue 2.631,3 millones de euros, destacando los préstamos de mediación, que aumentaron un 9,7%, y los créditos a la clientela, que se incrementaron un 7,9%. El patrimonio neto creció en el trimestre, excluyendo ajustes por valoración, en 75,8 millones de euros.