El selectivo español va ganándole terreno a la volatilidad ante los rumores, cada vez más incipientes, de un posible rescate a Grecia. En total, el Ibex 35 ha escalado este miércoles un 1,75% hasta los 10.455 puntos con los grandes valores financieros otra vez al frente. En el mercado de divisas, el euro-dólar se cambia a 1,369 dólares, mientras que el barril brent sigue subiendo hasta los 71,96 dólares.
La lista de posibles salvadores de Grecia va mermando. Angela Merkel ya ha declarado que su país, el gran avanzado de Europa, no rescatara sólo a la península helénica, en todo caso, será en común con el resto de países de la Unión Europea, pues la unión hace la fuerza. Aún así, la UE se postula como la máxima candidata a echarle una mano al patito feo de la Comunidad pues, como declaró ayer Almunia “Grecia no necesitará ayuda del FMI”, dando a entender que desde dentro se solucionará el problema.

En nuestro país, también la deuda pública saca pecho y el bono español a 10 años ha reducido su diferencia frente al “bund” alemán en 9 puntos básicos, hasta 82 puntos. Al igual que los spreads. También el spread entre el bono griego y el alemán se ha estrechado en 54 puntos básicos, hasta 270.

A expensas de que se decida finalmente de mano de quién vendrá el colchón salvavidas, los mercados se lavan la cara y confían en que Grecia saldrá a flote, que es lo importante. Así pues, hoy el selectivo de la bolsa española se apuntó un avance de 1,75% hasta los 10.455 puntos. Esta subida ha estado propulsada, por segundo día consecutivo, por los grandes bancos. Santander y BBVA han cerrado la jornada en cuarto y quinto puesto con respectivas alzas del 3,71% y 3,37%.

Estas subidas sólo han sido superadas por las de Iberia, que vuelve a volar alto con un 4,79% de avance ante el muy posible y cercano anuncio de su definitiva fusión con British Airways, como recogía la prensa. Le han seguido Telecinco (4,21%) y Mapfre (3,82%).

Con lo que respecta al resto de blue chips, Repsol, Iberdrola y Telefónica vuelven a mirar los toros desde la barrera verde. La petrolera hoy subió un leve 0,18%, Iberdrola un 0,82% mientras que Telefónica se apuntó un nada desdeñable avance del 1,62%. Mientras algunos esperan a que ésta última y su homónima italiana, Telecom Italia, se decidan a unirse, cada vez suenan con más fuerza los rumores de que Google tendrá que pasar por la caja de Telefónica si quiere seguir utilizando sus soportes.

Pocas han sido las compañías que han hecho aguas esta sesión. Apenas 7 valores del selectivo han registrado pérdidas hoy. El peor parado ha sido ArcelorMittal (7,04%) tras publicar unos resultados del 2009 negativos. La siderúrgica perdió el año pasado un 98,7% facturando sólo 85,6 millones. Sin duda, estas cuentas se vieron muy afectadas por el descenso brusco del consumo y, por consiguiente, de las ventas de autos, su principal fuente de ingresos. Los accionistas de la otra acerera del selectivo, Acerinox, se han mostrado reacios a seguir en el valor tras contemplar con estupor las pérdidas de ArcelorMittal. Aceinox se ha desplomado hoy un 5,20%.

En el continuo…

También las compras se han impuesto. El más sonreído por los inversores ha sido Vueling, con un importante alza del 9,22%. Con medalla de plata encontramos a Sol Meliá (8,78%) y con el bronce a Antena 3 (7,78%). Lo que más sorprende es que el diploma de cuarto puesto se lo ha llevado Reyal Urbis. La inmobiliaria, tras estar suspendida de cotización durante dos horas por sus problemas de deuda, volvió con gran fuerza y terminó la sesión un 6,77% arriba. La CNMV levantó el castigo a Reyal tras enterarse de que ya está en conversaciones con los bancos para canjear su deuda por inmuebles por un valor conjunto superior a los 400 millones de euros.

En el lado más negativo de la tabla volvemos a encontrar al gran perdedor del Ibex 35, ArcelorMittal (7,04%). Le han seguido los laboratorios Rovi (5,52%) y Acerinox (5,20%).