El Ibex35 termina la sesión con una penalización del 0.2% que le llevó hasta los 7886 puntos. Recortes que tuvieron a Iberdrola y Telefónica como principales impulsores, con caídas de más de un punto porcentual, pero que presentaron a Sabadell como contrapunto, con revalorizaciones de más del 12%. En el mercado de deuda, la prima de riesgo en los 290 puntos básicos con un euro que bajó hasta los 1.3031 dólares. 


Jornada de números rojos en la renta variable nacional que, al ritmo del 0.2%, marcó en los 7886 puntos su último precio. Lo hizo de la mano de los grandes valores, especialmente Iberdrola y Telefónica, que cerraron la sesión con penalizaciones superiores al punto porcentual. La eléctrica se colocó en los 4.0210 euros mientras que la operadora cerró con una caída del 1.2% que le arrastró hasta los 9.8730 euros.

Números rojos entre los que también se colaron los títulos de Inditex. La textil gallega marcó en los 96.16 euros su último precio tras contabilizar caídas de más del 1.4% al cierre de la jornada. Acerinox, Bankinter o IAG no corrieron mejor suerte y, en todos los casos, superaron el punto porcentual de caída.

Un comportamiento que tuvo su réplica en uno de los grandes bancos, BBVA. La entidad que preside Francisco González cerró en los 6.5080 euros tras sufrir una caída de más del 0.5%. Penalización que no secundó su homóloga cántabra – Banco Santander- que mañana comenzará a cotizar desde los 5.0600 tras conseguir anotarse un 0.2% al cierre de la sesión.

Subidas que poco tuvieron que ver con las experimentadas por Banco Sabadell. El mercado especula con la posibilidad de que haya cierre de posiciones cortas – según informa Bolsamania- pues hace unos meses el preferido para las posiciones cortas era el Popular  y , después de la ampliación, Sabadell cogió el relevo. Desde hace meses, es el valor preferido por los bajistas. Sea cual sea el motivo de la subida, lo cierto es que los accionistas se han embolsado un 13% de revalorización del valor, que cerró en los 1.5260 euros.

Subidas que sí contagiaron al resto de entidades medianas, Banco Popular subió un 5.3% y cerró en los 2.5830 euros mientras que Caixabank elevó en más del 5.9% su precio, hasta los 2.6030 euros por acción.