El Ibex abre la sesión recogiendo beneficios tras los máximos anuales alcanzados el pasado viernes. Cede un 0,25% y marca los 10.918 puntos en su primer movimiento penalizado por el sector financiero –especialmente Banco Popular el día que comienzan a cotizar sus nuevas acciones- y con Telecinco y OHL como líderes de los primeros minutos de negociación.
El mercado de la bolsa española corrige posiciones en su primera sesión de la semana. Comienza con una caída del 0,25% que le lleva a los 10.918 puntos, después de marcar el pasado viernes máximos anuales. El selectivo de la bolsa española da así el pistoletazo de salida a una semana en la que la vista estará puesta en la decisión que tome la Reserva Federal en materia de tipos de interés. Declaración para las que no se prevé cambio alguno. Entre tanto, el resto de plazas europeas comienza la primera jornada de la semana compartiendo tendencia con la española: el CAC-40 pierde un 0,8% y abre en los 3.492 puntos. El Eurostoxx50 descuenta un 0,6% hasta los 2.689 puntos mientras que el DAX pierde un 0,6% y marca en los 5.424 puntos su primer movimiento.  Y lo hacen a pesar del buen comportamiento registrado por el índice Tokiota, el Nikkei, que tocó su nivel máximo en 10 meses al cerrar en los 10.510 puntos.

Sesión tranquila en el mercado español y con la vista puesta en el sector financiero. Banco Popular se convierte en una de las compañías más penalizadas al ceder un 1,40% hasta los 6,34 euros el día que han comenzado a cotizar las nuevas acciones procedentes de la ampliación de capital. Una operación que la entidad llevó a cabo para afrontar el canje de acciones de la fusión con Banco de Andalucía, entidad que marcó el pasado viernes su última sesión en bolsa. Los ojos de los inversores también revisan el comportamiento de una de las grandes entidades. Banco Santander baja un 0,73%. después de anunciar canje de deuda en los mercados internacionales por un total de 440 millones de euros, elevando hasta los 3.540 millones de euros el importe total del canje llevado a cabo para fortalecer su balance y su estructura de capital. Ceden también los títulos de BBVA. En concreto un 0,34% que le lleva a los 0,34% que le lleva a los 11,68 euros.

Sin embargo, el sector más penalizado es el sector de la construcción. Sacyr Vallehermoso retrocede un 1,74% hasta los 11,04 euros. FCC pierde un 1,24% mientras que Ferrovial consigue avanzar posiciones al ritmo del 0,32% en la jornada en la que su filial aeroportuaria, BAA, ha publicado cifras de tráfico del mes de julio. Una caída del 2,4% en el número de pasajeros que dejan el aeropuerto de Heathrow como el más resistente mientras que el de Gatwick fue el menos rentable.

Los mayores avances de la sesión son para Telecinco. Los títulos del grupo de televisión suben un 1,6% alentados por los rumores de fusión con Prisa. Unas especulaciones que cobran fuerza un día después de que la editora de El País anunciara la ruptura en las conversaciones con Mediapro. Sin embargo, la operación entre ambos grupos no tendría por qué ser una fusión – informa la prensa del fin de semana citando fuentes de la compañía- pues se estaría hablando de un holding donde se integren actividades concretas de ambas televisiones. OHL y Endesa comparten signo positivo en la apertura, con avances del 2,63% y del 1,03% respectivamente mientras que Técnicas Reunidas avanza un 0,82% en los primeros minutos de negociación.

La vista del continuo puesta en La Seda


En el continuo de la bolsa española, Befesa se jacta de ser el valor que más avanza en la apertura. Una subida del 4,52% que le lleva a los 15,73 euros y que comparte protagonismo con Prisa, sube un 3,34%. Renta Corporación o Azcoyen se suben al carro de las subidas de más del 3% en los primeros minutos de la sesión.

No corren la misma suerte Dinamia, Natraceutical o Tecnocom que pierden algo más del 2%. Grupo Tavex retrocede un 1,87%, Urbas descuenta un 1,38% mientras que Banco Pastor o Cementos Pórtland cede un 1,35% y alcanzan los 5,85 euros y 31,51 euros respectivamente. Todas las miradas puestas sobre La Seda de Barcelona. Suspendida de cotización desde el pasado mes de junio, la compañía catalana aprobó este fin de semana las cuentas relativas al ejercicio 2008 así como la intención de una acción de responsabilidad contra su ex presidente, Rafael Español por una serie de presuntas irregularidades en las que la compañía tuvo que aprovisionar 84 millons de euros. Banesto Bolsa no ha tardado en pronunciarse sobre esta operación advirtiendo de que la compañía podría tener dificultades para encontrar inversores que cubran su ampliación en un momento de supervivencia de la compañía. Por ello marca la recomendación de venta sobre el valor con un precio objetivo de 0,27 euros por acción.