La bolsa española cerró la sesión marcando sus mínimos anuales, perdió un 3.99% y cerró en los 7.079 puntos. Una penalización liderada por Sacyr Vallehermoso, que se dejó más del 10%, y con la vista puesta en Iberdrola que cayó fuertemente penalizada por la venta del 3.69% que hizo ACS del capital de la eléctrica. Los expertos apuntan a que la pérdida de niveles importantes podría arrastrar al selectivo español hasta niveles de marzo de 2009.
Hay pocos motivos para justificar una caída como la que ha tenido hoy el selectivo español, o al menos pocos son nuevos. Con el mercado de deuda controlado, con una prima de riesgo por encima de los 400 puntos básicos, los golpes llegan del Bundesbank cuyo presidente, Jens Weidmann, ha asegurado que el BCE no está para resolver todos los problemas de España. Una economía que sigue mostrando al sector financiero como uno de los más débiles, con una morosidad que sigue escalando posiciones en el mes de febrero. Los expertos reconocen que la penalización que ha vivido el selectivo español- y una vez perdidos los 7.100 puntos – le deja la puerta abierta a los mínimos de marzo de 2009, en los 6700 puntos.

Sin embargo, la noticia de la jornada volvió a estar sobre una de las grandes, Iberdrola. Ayer al cierre ACS anunció la venta del 3.69% de Iberdrola. Hoy se ha desvelado el precio al que lo hizo – 3.62 euros por acción-con lo que la operación le reportará cerca de 800 millones de euros y deja la participación de la constructora en la eléctrica en el 14.85%. La eléctrica sufrió una penalización del 7.8% que le llevaron a los 3.59 euros. Por su parte, ACS le siguió a pocos pasos al descender un 6.06%, hasta los 16.45 euros.

Y a pocos pasos, Repsol. Sin solución a la vista acerca del tema con Argentina, la petrolera ha anunciado que estaría estudiando la posibilidad de emitir bonos convertibles por un valor total de 3.000 millones de euros. Así lo informa Europa Press ante el nuevo escenario de gestión marcado por la nacionalización del 51% de YPF que ha llevado a cabo el gobierno argentino. La petrolera sufrió una caída del 6.2% que le arrastró hasta los 15.40 euros el día en que Moody´s ha puesto en revisión su calificación.

Pero aunque estos fueron de los valores más penalizados, los números rojos los ampliaron valores como Sacyr Vallehermoso que despidió la sesión con pérdidas del 10.3% que le llevaron a cotizar en los 1.70 euros. Bankinter perdió un 6.8%, con lo que mañana comenzará a cotizar desde los 3.17 euros.

Entre los pesos pesados, caídas de más del 3% para todos los valores. BBVA pierde un 3.07% y cierra en los 5.18 euros. Santander cede un 4.03% y despidió la sesión en los 4.81 euros mientras que Telefónica cerró la sesión en los 11.08 euros tras una penalización del 4.15%.

En positivo tan sólo cotizó Grifols, la compañía sumó un 0.55% y elevó el precio de sus títulos hasta los 16.40 euros.