Los presupuestos generales el Estado siguen sin convencer. Al menos, a la renta variable española que hoy se vio penalizada con un 2.7% de caída, hasta los 7.824 puntos. Explicaciones, como en botica, hay muchas. ¿Pronósticos? Los que apoyan la caída del selectivo hacia los 7500 puntos en próximas sesiones. Las constructoras se convirtieron en el sector más perjudicado por los números rojos, en una sesión en la que la prima de riesgo sumó posiciones con un euro que ronda los 1.33 dólares.
Llegan las lluvias a la renta variable. El mercado se empapa de números rojos y, con penalizaciones del  2.7%, cierra en los 7.824 puntos. Las medidas de austeridad tomadas por el gobierno español, materializadas en los presupuestos generales del Estado, para cumplir con los objetivos del déficit ó la pérdida de confianza por parte de los inversores institucionales están entre las explicaciones de la fuerte caída del Ibex 35. Pero ¿y en adelante? A pesar de que el índice ha conseguido mantener los 7800 puntos, no se puede obviar que ha perdido niveles tan importantes “como los 8080-8000 puntos con lo que podrían incrementarse las caídas hasta los 7500 puntos”, reconoce Eduardo Vicho, jefe de análisis de M&M Capital EAFI.

Dentro de la bolsa española, el sector de la construcción fue el que más sufrió en la sesión. Ferrovial cedió un 6.4% y marcó en los 8.24 euros su último movimiento. A pocos pasos, Sacyr Vallehermoso recortó en un 5.6% el precio de su cotización, que cerró en los 2.13 euros. En la sesión pocos valores se salvaron de la quema y el sector financiero no fue una excepción. Bankinter recortó en un 5.8% el precio de sus acciones – en los 3.69 euros – BBVA perdió un 4.52% y marcó en los 5.70 euros su último precio. Banco Santander cedió un 3.95% y cerró en los 5.55 euros mientras que Bankia o Caixabank elevaron hasta el 2.7% sus pérdidas, hasta los 2.68 euros y los 2.82 euros, respectivamente.

Si en la apertura de la sesión los grandes valores dudaban, al cierre terminaron sin dudarlo en terreno negativo. Telefónica recortó un 2.4% y marcó en los 12.04 euros su último precio. Repsol perdió un 2.8% - hasta los 18.26 euros – en tanto que Iberdrola contabilizó recortes superiores al 2,5%, hasta los 4.14 euros.

En positivo, tan sólo dos valores y ninguno superó el punto porcentual de revalorización. Amadeus subió un 0.17% y cerró en los 14.35 euros.  Indra cotizó plano al cierre, hasta los 9.14 euros.